Pilar Lago: “Mis años en la Coral de la UNED fueron maravillosos”

La profesora de Educación fue la fundadora de lo que hoy es el Coro de la Universidad

Boletín Interno de Coordinación Informativa (BICI) en el que se anuncia la creación de la Coral y detalle de página interior.

Habla con nostalgia de aquellos años en los que tuvo el privilegio de fundar la Coral –hoy Coro– de la UNED, y de sus palabras se desprende cariño y alegría, satisfacción por el trabajo realizado. Pilar Lago, profesora de la Facultad de Educación, fue la encargada de reunir a finales de 1990 un grupo de voces con una pasión común: la música.

Tenía un proyecto más ambicioso, la creación de un Aula Musical que incluía la propia coral, una pequeña orquesta, tuna…, pero, por diversos motivos, tan solo la coral pudo finalmente ver la luz. De su mano, ordenanzas, catedráticos, estudiantes, profesores, PAS… pudieron participar en un proyecto cuyo objetivo principal, para su fundadora, era que todos aquellos interesados —con independencia de su cargo o vinculación con la universidad— pudieran encontrarse en un espacio común en torno a su afición y con la única distinción de ser barítonos, tenores, sopranos, bajos, contraltos, mezzos

“Esta idea fue lo que me impulsó a tomar la primera decisión importante”, relata la profesora Lago, “y es que nunca jamás probé una sola voz. Eso hizo que corriera algunos riesgos y que me encontrara con voces desentonadas, pero gran parte del éxito de los años de andadura de la Coral de la UNED fue, por un lado, conseguir que esas voces dieran lo mejor de sí mismas y, por otro, que pudieran convivir ordenanzas con catedráticos hasta el punto de que el primero le dijera al segundo ¡calla, que desentonas!, sin que pasara nada”, añade riendo.

Pilar le da una gran importancia a la tarea socializadora de la coral, de la que llegaron a formar parte 58 voces. “Para muchos, participar en este grupo fue una especie de válvula de escape, algo incluso terapéutico. Sucedieron cosas preciosas: gente que resolvió algunos problemas personales gracias a su encuentro cercano con la música, personas que pudieron socializarse gracias a una idea tan sencilla como cantar juntos, personas que tuvieron un motivo para seguir viniendo a la UNED después de terminar su carrera, profesores que cambiaron de universidad pero seguían cantando en la Coral de la UNED…”

La fundadora de la coral recuerda que el hecho de estar federados les permitió cantar en diversas iglesias, instituciones como la ONCE, actos de diversas facultades… amén de todos los actos institucionales de la propia universidad, de los cuales recuerda con especial cariño el nombramiento como Doctores Honoris Causa de los padres de la Constitución, “que nos dio la oportunidad de cantar ante Sus Majestades los Reyes”. También recuerda con especial cariño a todos aquellos que aportaron su granito de arena para que la coral saliera adelante, “como el rector de entonces, Mariano Artés, una bellísima persona cuya propia esposa cantaba en la coral; el vicerrector que se ocupaba entonces de los temas culturales, Luis Tejero, que siempre nos apoyó, e incluso Francisco Claro, vicerrector cuando yo ya no estaba al frente del coro pero que siempre reconoció mi trabajo”.

“Fueron años maravillosos”, concluye Pilar, “años muy alegres, de convivencia y de sentirnos muy a gusto… hasta que el cansancio, como en otros aspectos de la vida, hizo mella y decidí dejar paso a lo que hoy sigue siendo el Coro de la UNED.”

  1. M. Carmen Picó Martín

    Hola Pilar. Mil gracias por crear el hoy Coro al que pertenezco aunque el año pasado haya sido “virtual” ya que sólo tuvimos una actución en los Jerónimos. A pesar de ello, nuestro amor por la música supera cualquier obstáculo. Esperemos que con los nuevos nombramientos haya un giro importante y se nos den más oportunidades de actuación. Nos vemos pronto. Un beso fuerte. Carmen Picó

  2. Manuel

    Buenos días. Yo, como estudiante de Antropología en la UNED, tuve la suerte de cursar el año pasado la asignatura de “Ópera abierta: el arte de escuchar música” que imparte Doña Pilar Lago. Tuve la suerte de conocerla en persona porque en esta asignatura hay que acudir a varias óperas que se retransmiten en el salón de actos de la facultad de Humanidades en Madrid. Hay que destacar sus caulidades pedagógicas y el interés que muestra en todas sus ponencias.

Los comentarios están cerrados.