“La UNED es toda mi vida”

Julián Hermoso Ventura empezó a trabajar en la UNED hace 39 años, con tan solo 18 recién cumplidos. Comenzó de linotipista y ahora está en el Servicio de Infraestructuras. Pocas son las personas que no conocen a Julián y para él eso es muy importante. “Me muevo mucho por los edificios de la UNED, la gente me reconoce, me saluda y hablamos de aquellos tiempos en los que la Universidad era como una familia”.

Madrid, marzo 2012

Diciembre de 1973, clase de Dibujo y Diseño en un colegio de Madrid. Los profesores anuncian a sus alumnos que la recién creada UNED busca a oficiales de primera de offset para la imprenta de la Universidad. En uno de los pupitres, sentado, Julián levanta la mano junto a otros dos compañeros y los tres comienzan a trabajar inmediatamente como linotipistas en la UNED… “Y desde entonces hasta ahora. Allí se hacían todos los documentos de la casa, los de membrete, los timbrados, las cartas… Todo el mundo pasaba por allí, era donde se hacían las fotocopias e incluso se imprimían algunas cosas como una Unidad Didáctica en italiano que luego se enviaba a los alumnos recuerda con nostalgia Julián aquella época de manos tintadas. “Al poco tiempo, unos diez años, las máquinas de impresión, esas con las que te manchabas las manos de tinta, desgraciadamente desaparecieron. A mí me gustaba mi oficio de artes gráficas; eso desapareció y vino la fotocopiadora, que das a un botón y te da todo”.

Con Julián hacemos un repaso a la vida de la UNED. En aquella época, en 1973, la Universidad ocupaba cuatro plantas del edificio interfacultativo, lo que ahora es la Escuela de Informática. “El edificio tenía seis plantas, de las cuales la UNED ocupaba cuatro, de la primera a la cuarta; la quinta y la sexta eran de la OEI, Organización de Estados Iberoamericanos. Toda la UNED estaba en cuatro plantas, cuando digo todo es todo: allí estaba distribución, reprografía —que era el departamento donde estaba yo—, contabilidad… y todas las facultades, en cuatro plantas de un edificio. Era una cosa curiosísima, igual éramos ochenta personas en administración, no más, y unos cien profesores, y eran cuatro plantas. Entonces la convivencia era distinta a la de ahora, antes salías con la gente que había allí, se formaban grupos, ibas a comer, al campo… salías a cualquier sitio, era otro tipo de convivencia”.

Precisamente es esta convivencia el recuerdo que permanece en Julián “¿Un recuerdo de estos 39 años? Los primeros años, cuando éramos menos, esa convivencia que había, que ahora no se da; ahora hay más gente, más edificios. Me quedo con la gente, era otro tipo de contacto y trato… ¡La cantidad de gente que me recuerda que hemos trabajado juntos! Me muevo por los edificios y me saludan, se me escapa un poco la gente nueva. Me quedo con eso, moverme por ahí y ver la gente que me recuerda, te saluda y hablamos”.

11 septiembre 1982. Una boda con muchos invitados de la UNED

Compañeros, amigos e incluso parejas han nacido en la UNED y, si no, que se lo pregunten a Julián. “Conocí a mi pareja en la UNED, que también lleva ella 37 años aquí, Rosa María Carreras, que todo el mundo la conocía como Rosa de producción, porque entonces se producían muchos libros, unidades didácticas… Tenía mucho contacto con los profesores que iban a editar, así que también es muy conocida; ahora está en Títulos. Pero sí, nos conocimos aquí, y hay muchas parejas más, pero todo deriva de lo que te decía, que era una convivencia mucho más cercana, te relacionabas, entonces salían matrimonios y amigos”.

Equipo fútbol UNED 80/82

De aquellos años son también los campeonatos deportivos universitarios en los que los equipos de la UNED se medían con los de la Complutense y la Autónoma. “Estaba muy organizado el tema de deportes, había campeonatos universitarios de personal de administración y servicios. Había equipo femenino de baloncesto, había equipo de fútbol de chicos, que duró varios años e incluso ganamos campeonatos. Y se celebraron campeonatos de atletismo, con la mayoría de las pruebas, y campeonatos de tenis. Que yo recuerde, solo participaban PAS, aunque en el equipo de fútbol también había algún profesor, pero fundamentalmente eran PAS los que nos movíamos en ese tema”.

Después de 13 años en el Departamento de Reprografía, Julián pasa directamente al Servicio de Infraestructuras. “Coincidió con el boom de la Universidad en cuanto a edificios se refiere. La UNED tenía lo que es la Escuela de Informática ahora y el pabellón de gobierno antiguamente, que ahora es la Escuela de Ingenieros. Tenía esos dos edificios. Cuando yo entré ahí, con el Rector Mariano Artés, es cuando a la Universidad se le adjudicaron edificios: Económicas, Humanidades —que lo conocemos como “el chino”— y también el de Ciencias. La UNED sí que tuvo una gran expansión”.

Julián Hermoso ha trabajado con todos los Rectores de la UNED, pero no cabe la pregunta de con quién se queda; es como lo de “¿A quién prefieres, a mamá o a papá?”. La UNED, en 39 años, da para muchas anécdotas pero se queda con una: “Recuerdo una de las preparaciones de inauguración de curso, o un acto de investidura de Doctor Honoris Causa. Entonces trabajábamos con unas medidas precarias y recuerdo ese día a Concha Otaola, que fue Secretaria General, preparando el salón de actos. Vinieron unas telas que tenían que cubrir unas mesas y estaban horrorosas… Pues, de pronto, nos vimos allí, a las ocho de la tarde, los dos con aguja e hilo cosiendo unas tiras doradas para que aquello pareciera algo más. Sentados allí, en una silla, cosiendo, que no teníamos ni idea de coser… posiblemente fue en el 85.”.

Santo Tomás 27 enero 2012

Los actos académicos son un referente para Julián y ha vivido unos cuantos en estos 39 años. “Son positivos, es interesante siempre que se contacte con la gente, que se relacionen, vives lo que es tu trabajo, lo que es tu Universidad, la sientes más… te sientes parte de la UNED. Yo creo que es importante eso. Cuando participo en los Honoris Causa, cuando estas allí y ves el montaje y oyes los discursos te sientes UNED, te sientes representado allí”.

Celebración de 30 años en la UNED

Julián resume en una frase 39 años de su vida: “La UNED, para mí, es toda mi vida; con18 años entré aquí, conocí a mi mujer, he tenido a todos mis hijos, uno de ellos afortunadamente también trabaja aquí… Como verás, la UNED es toda mi vida, todo lo que tengo se lo debo prácticamente a la UNED”.

 

40aniversario@adm.uned.es

  1. Anónimo

    Felicidades a Julián, y a Rosa, que al lado de un gran hombre siempre hay una gran mujer!
    Un abrazo y mi reconocimiento muy sincero
    Gabriela Ossenbach
    Facultad de Educación, UNED

  2. V.BALLESTEROS

    Yo recuerdo esos primeros años, cuando ibamos juntos en tu 850(gastaba mucho aceite) y despues en el R-5 y me dejabas en el Barrio de Salamanca donde yo trabajaba y tu seguias para la Uned.Tambien recuerdo esos partidos de tenis que tu te encargabas de reservar pista.
    Como te dije anoche dia de tu cumpleaños, estos numeros de registro que tenemos, empiezan a dar “vertigo”. pero esta es la vida.
    Enhora buena y muchas felicidades de V,Ballesteros.
    Madrid, 21.4.2012

  3. Anónimo

    En la UNED del siglo XXI, las personas, seguimos formando grupos y saliendo a comer, y al cine, y al campo…

  4. Parabéns Julián,

    Sou Brasileira. Trabalho na Universidade de Brasília-Brasil e estudei 2 meses na UNED . Participei do XVII Curso Iberoamericano de Educação a Distância, em 2010. Foi uma experiência maravilhosa. Para mim, a UNED é uma das melhores universidades do mundo! Tem professores e servidores administrativos altamente qualificados e me receberam muito bem.

    Abraços desde Brasil!
    Celia bomfim

  5. mpurivergara@hotmail.com

    Soy jubilada .Toda la vida he deseado estudiar,pero no ha sido posible,Puedo decir, que el año 2000 ha sido de los mas felices de mi vida.Pude empezar a estudiar.Soy feliz con mis estudios de psicología .Gracias UNED.

  6. Alberto

    Vaya currante y vaya padrazo!!!

    Leyendo los comentarios de tus compañeros de la UNED sobre tu carrera me doy cuenta de que no solo eres un excelente padre y marido al que admiro mucho, si no que además eres un gran trabajador y mejor compañero!!!

    Espero poder estar algún día leyendo cosas tan buenas de mí como las que dice la gente de tí…

    Un abrazo y chapó,

    Tu hijo mayor,

    Alberto

  7. Anónimo

    Hola Julián,
    Se de buena tinta que tus años en Reprografía, junto al “Vicerrector de Máquinas” , fueron muy entrañables pero también puedo constatar y constato (por tus comentarios personales), que los años pasados en el Departamento de Infraestructura han sido para ti y sigue siendo muy instructivos y enriquecedores. Y aunque algunas veces tus tareas no sean agradables, te enorgulleces de haber trabajado bajo la dirección de Paloma Isla, ya que te sientes valorado y apreciado.
    ¿o no es así?
    Feliz aniversario
    R M Adela

  8. Julian, nuestra mas sincera enhorabuena por tu labor realizada en la nuestra Universidad a lo largo de tantos y tantos años… y los que quedan aún…

    Felicidades,

  9. Anónimo

    ole ole y ole!!!ese es mi papi!!!!que estamos muy orgullosos de ti y de tu gran paso por la uned….estamos deseando seguir tus pasos y con un poco de suerte entrar tambien a trabajar en la uned.un beso.
    de parte de tu hija maria y gavi

  10. Anónimo

    Yo también quisiera felicitarte por toda tu vida en la UNED. Eres toda una institución. Siempre que he tratado contigo he tenido una reacción muy favorable. Gracias. Muchas felicidades.
    Un abrazo.
    Javier Menéndez (Psicología)

  11. Anónimo

    Mi más sincera felicitación, Julián. Y para todos los que tantos y tantos años habéis permanecido al pie del cañón. Recuerdo con gran nostalgia aquel diciembre de 1972, en San Bernardo, cuando tomé contacto con la UNED, que tanto iba a cambiar mi vida. Efectivamente, como dices, “entonces salían matrimonios y amigos…”. Yo soy uno de esos “agraciados”. Quienes me conocísteis y me conocéis aún ya sabéis que mi vida, aunque continuó después de unos pocos años por otros derroteros, sigue muy unida a vosotros. Muchos abrazos para todos y a seguir como hasta ahora.
    Guillermo

  12. Anónimo

    Julián, al leer el reportaje he sentido que no solo transmites tus propias vivencias, sino las de los que como tú, creemos que es un privilegio formar parte de la UNED.
    Enhorabuena.
    Maite Gil González.
    Secretaría Centro Asociado Madrid-Las Tablas.

  13. Anónimo

    CHICOS QUE ILUSION VEROS TAN JOVENCITOS Y HABER ESTADO EN VUESTRA BODA SIN SER PERSONAL DE LA UNED.AHORA TENGO EL PRIVILEGIO DE SER VUESTRA AMIGA Y ENCIMA TRABAJAR EN ESTA EMPRESA QUE NOS DA TANTA COSAS BUENAS.OS QUIERO ANGELES

  14. Anónimo

    Enhorabuena Julián.
    Tu amigo Enrique Vila

Los comentarios están cerrados.